Energía y clasificación de los números

Cada número es una energía disponible, equivalente a un aprendizaje o a un maestro. Imagina por un momento que los leones serán tus maestros o energía acompañante en un determinado momento, etapa, o incluso a lo largo de toda tu vida, dependiendo el aprendizaje o experiencia que requieras integrar.

Cada león tendrá cierta forma de hablarte, enseñarte, guiarte y exigirte. E igualmente, cada uno te hablará desde su experiencia, sus habilidades y talentos únicos, así como desde su miedos o retos a superar.

Igual sucede con los números, cada uno tiene diversas enseñanzas o retos, y por lo tanto te puede hablar de diferentes vivencias o situaciones asociadas a esa vibración.

Las descripciones que leerás a continuación son reducidas, posteriormente podrás leer más información sobre cada vibración, pero estas 5 características podrán servirte como referencia para entender, de manera general, las nueve vibraciones numéricas básicas y los arquetipos de personalidad, asociados a cada uno de los número-vibraciones.

Energía de los Números y Arquetipos

La vibración 0

El cero (0) identifica el principio del todo (kether, según la kabbalah), y lleva las energías de todos los números, la fuerza sin límite del infinito, el cosmos o el universo. Aumenta las cualidades de cualquier número que acompañe, exponenciando su vibración. El cero no está asociado a algún arquetipo personal específico, sino a la energía del todo y la nada, ilimitada pero estática.

La vibración 1

El pionero, el que comienza cosas donde no existen. El emprendedor, el que inicia nuevos negocios y estrategias. El explorador, que con valor y acción explora el mundo. El jefe, el que domina y controla con capacidad de toma de decisiones e inventiva. El guerrero, el que con ingenio militar logra los objetivos en el campo.

La vibración 2

El diplomático, que sabe conversar y escuchar con paciencia. El embajador, que pone de acuerdo a las partes opuestas. El mediador, que colabora en el éxito de un negocio. El sensible, que transmite arte a través de sus emociones. El niño, que con dulce ternura mantiene el corazón de un niño.

La vibración 3

El artista, el que recita, hace mimos, entretiene. El comunicador, tanto verbalmente como por escrito. El hombre espectáculo, que da vida a la fiesta con su optimismo elocuente. El creativo, que tiene iniciativa original y visión de las posibilidades. El entusiasta, que es rico en imaginación y expande sus horizontes.

La vibración 4

El científico, quisquilloso, que se encierra en su mundo para investigar. El tecnológico, que tiene habilidad manual para teléfonos móviles, computadoras, electrónica. El tradicionalista, trabajador, ocupado de su familia, el hogar. El constructor, que dirige el trabajo diario con un orden práctico. El administrador, que organiza la contabilidad con compromiso y tenacidad.

La vibración 5

El viajero, siempre en movimiento en la vida y el trabajo. El ecléctico, versátil, con la capacidad de hacer cosas originales y diferentes. El aventurero, en busca de experiencias, personas y nuevas comunicaciones. El buscador, abierto en todas las direcciones, lleno de iniciativa y carisma. El libre, un iconoclasta que rompe el molde, impulsivo y rápido.

La vibración 6

El profesor, que enseña verdad, justicia y comprensión. El Ángel Guardián, que protege y se dedica desinteresadamente y con cariño. El gerente, que brinda asesoramiento, asistencia y protección a las personas con dificultades. El patriarca, que cuida con cariño a sus hijos y su familia. El Amor, tanto en un sentido sagrado como profano, espiritual y apasionado.

La vibración 7

El filósofo, un hombre sabio que analiza y estudia situaciones y personas con precaución. El perfeccionista, el profundo conocedor del estudio y el trabajo que realiza. El Pensador, atrapado y formulando miles de preguntas, siempre quiere saber. El investigador, el que descubre los misterios con el espíritu de un inquisidor. El Independiente, que se aísla para pensar, selectivo e introvertido, el que divide.

La vibración 8

El Banquero, que ama los negocios, el dinero, el poder y la fama. El dominador, que usa dinero y poder a favor y en contra de otros. El ambicioso, materialista, que crea posiciones de prestigio. El Soberano, que con la autoridad de su personalidad superior se rodea de sujetos dependientes. El eficiente coordinador, que planifica y programa personas y situaciones.

La vibración 9

El humanitario, el benefactor altruista que se preocupa por la humanidad con generosidad. El espiritual, soñador, filósofo que estudia y transmite su conocimiento desinteresadamente. El libertador, que lucha por los ideales de justicia y para salvar a otros. El misionero, que trabaja al servicio de una noble causa sin fines de lucro. El amor, la fraternidad universal e incondicional, que une y completa.


Las vibraciones maestras

Vibración 11

La inspiración y la reparación.
Equivale a la suma e interacción de las vibraciones 1, 2 y 7 (mental/negocio).

Vibración 22

La expansión territorial.
Equivale a la suma e interacción de las vibraciones 2, 4 y 8 (física/negocio).


Relaciones entre los números (binomios)

Herramientas

Situaciones


Clasificación de los Números

Existen múltiples formas de identificar las características de los números, por ejemplo, por su energía creadora/receptora:

Los números con energía masculina (yang) o solares: 1, 3, 5, 7, 8, 9, 11 y 22. Saben resolver y dar, son más bien individualistas, analíticos, racionales, agresivos, competitivos y gastan su energía de forma rápida.

Los números con energía femenina (yin) o lunares: 2, 4, 6, 8, 11 y 22. Saben aceptar y recibir, son números integradores, protectores, pacientes, sensibles, familiares, pasivos y representan la dualidad.

Como puedes notar, los números 8, 11 y 22, tienen integradas ambas energías.

Por su forma de ser (Ser interno o Ser real) y forma de relacionarse (Ser externo o Ser social):

Los números con energía mental e intelectual: 1, 5, 7 y 11 (desde el ser real) | 1 y 8 (desde el ser social).
Siempre están pensando y procesando cada evento de la vida mentalmente. Los números cerebrales buscan encontrar a alguien intelectualmente semejante a ellos, que los estimule mediante sus ideas y su conversación. Disfrutan el movimiento y la aventura.

Los números con energía material, física y práctica: 2, 4, 8 y 22 (desde el ser real) | 4, 5 y 22 (desde el ser social).
Son números orientados hacia los negocios, están preocupados constantemente en crear una base económica sólida. El que puede diferenciarse un poco es la vibración 2, éste hace negocio con el corazón, la creatividad y la intuición, necesita ser aceptado e integrarse al mundo material de esa manera.

Los números con energía emocional y creativa: 3, 6 y 9 (desde el ser real) | 2, 3 y 6 (desde el ser social).
Son números creativos asociados con las ideas y el idealismo. Les gusta tener un auditorio a sus pies, les gusta que les pongan atención, les atraen las parejas a la que equivocadamente creen que pueden “arreglar”, lo que generalmente termina siendo muy destructivo.

Los números con energía espiritual o maestra: 11 y 22 (desde el ser real) | 7, 9 y 11 (desde el ser social).

Por su interacción:

Los números individuales: 1, 2 y 3. Están relacionados con lecciones individuales, con el principio yóico en el desarrollo del ser humano, su palabra clave será la “unidad” y lo relacionado con la pertenencia, permanencia y presencia.

Los números de relaciones: 4, 5 y 6. Tienen que ver con las relaciones con el otro (el nosotros), en ellos la palabra clave será la “multiplicidad” y lo relacionado con demostrar, agradar y hacerse valer ante el grupo.

Los números grupales: 7, 8 y 9. Tienen que ver con actividades para la mejora y bien colectivo, en ellos la palabra clave será la “totalidad” y lo relacionado con el impulso a buscar y vivir la acumulación de experiencias y aprendizajes, buscan el liderazgo en el conocimiento, los negocios y el que hacer social del ser humano.

Los números universales: 11 y 22. Tienen que ver con la espiritualidad, la sanación, transformación, creación, progreso social y material. En ellos la palabra clave será la “universalidad” y lo relacionado a las causas nobles, altruísmo y al servicio social.